Juegos de Poker

El poker tiene muchas variantes y aunque todas están basadas en el mismo concepto, las reglas pueden ser muy distintas. Tanto es así que, por ejemplo, un muy buen jugador de Texas Hold’em puede no ser tan bueno en otra de las variantes. Por eso, antes de aventurarse en alguno de los juegos de poker que hay, un jugador debe estar seguro de que conoce las reglas de la versión específica en la que piensa jugar.

Este artículo se enfoca en los tres juegos más famosos y ofrece un breve resumen de sus reglas y de la mecánica del juego para que los jugadores encuentren cuál es el que mejor se adecúa a sus necesidades.

Texas Hold’em

Es el número uno indiscutido en lo que respecta a los juegos de cartas, y sus reglas son muy simples. Entre dos y diez jugadores colocan sus ciegas y, si las reglas lo exigen, sus apuestas. A cada jugador se le reparten dos hole cards y luego se realiza la primera ronda de apuestas: cada jugador puede “igualar”, “subir la apuesta” o “retirarse”. Luego viene el Flop, allí el dealer reparte tres cartas comunitarias abiertas y, a continuación, sigue la próxima ronda de apuestas. En cada una de las dos rondas siguientes, el River y el Turn, el dealer reparte una carta comunitaria y se realiza una ronda de apuestas. El juego finaliza cuando los jugadores muestran sus dos hole cards. El jugador que sacó la mano más alta, usando sus hole cards y tres de las cinco cartas comunitarias, gana.

Texas Hold’em es también muy popular en salas de poker online y en todas aquellas salas principales que ofrecen esta modalidad a sus jugadores. Las reglas de juego son básicamente las mismas que en los casinos, pero la variedad en cuanto a mesas y restricciones es mucho más amplia como puede verse en el ejemplo de Titanbet.es Texas Holdem. Las salas de poker online también ofrecen mesas gratuitas, si lo que deseas es practicar.

Omaha

Sin duda, es el número dos en la jerarquía de juegos de poker online más reconocidos y, en un principio, funciona del mismo modo que el Texas Hold’em. Entre dos y diez jugadores colocan la gran ciega, la cieguita y una apuesta, si es necesario. Luego, los jugadores reciben cuatro cartas en lugar de dos, lo que aumenta el número de manos posibles que cada jugador puede armar y básicamente es la principal diferencia entre el Omaha y el Texas.

En el Flop, el dealer revela tres cartas comunitarias, hay otra ronda de apuestas, de nuevo, los jugadores pueden igualar, aumentar o retirarse, le sigue el River, se revela otra carta comunitaria y se hace otra ronda de apuestas, lo mismo ocurre con el Turn.

Cuando se muestran las cartas, el jugador que sacó la mano más alta, usando sus cuatro hole cards y tres de las cinco cartas comunitarias, se gana el bote.

Poker Razz

Ahora, algo especial: el Razz es una variante muy conocida del Seven Card Stud, que en los últimos años se convirtió en una parte integrante en las salas de poker. La gran diferencia entre el Seven Card Stud tradicional y el Razz es que en el segundo gana la mano más baja. Además, la ganancia la paga el jugador con la carta más alta. No hay color ni escalera y el As es la carta más baja.

El jugador con cinco de las siete cartas más bajas gana. Es un poco confuso porque acá menos es más. Una mano con un par le gana a dos pares y a un trío: todas las probabilidades están invertidas. Todo esto es extraño y emocionante y hace que el Razz sea un juego muy loco.